Canal do Youtube

Novidades


Argentina: se prevé una baja de cosecha de aceituna en Mendoza
11 de Fevereiro de 2014

Mendoza, Argentina. El panorama no es distinto al del resto de las provincias productoras. Las heladas afectaron el desarrollo de los frutos. Con este resultado se espera priorizar el abastecimiento del consumo de mesa en el mercado interno. Tras la devaluación no mejoraron las perspectivas exportadoras del aceite de oliva mendocino.

La olivicultura mendocina no está pasando por un buen momento y las perspectivas para el primer cuatrimestre de 2014 no son las ideales. Empresarios del sector señalaron que la merma en la cosecha y otros factores, como los altos costos de producción y la escasez de mano de obra, frenan toda posibilidad de crecimiento.

Uno de los principales problemas se centra en el bajo volumen producido, tanto para aceitunas de mesa como para aceite de oliva. Especialistas de la industria recordaron el daño que las heladas de setiembre provocaron en las plantaciones. Además, lamentaron el deterioro que ha sufrido la actividad en las últimas cuatro temporadas, producto de la falta de inversiones en general. También los complicó no mejorar fertilizantes y fungicidas.

Tampoco se pueden obviar los daños provocados por el viento zonda, que destruye el brote de las plantas e impide el crecimiento de su fruto.

Respecto a la cosecha 2014, se estima que las contingencias climáticas generaron una merma del 70% en la producción. Esto implica un dolor de cabeza más para empresarios y productores olivícolas. Ya en 2013, con volúmenes de cosecha normales, tuvieron numerosos problemas para mantener la rentabilidad del negocio. La crisis no solo surge en Mendoza, sino que en provincias como San Juan, La Rioja y Catamarca, se vive una realidad similar. Esto empeora aún más las perspectivas del sector, tanto en exportaciones como en ventas internas, ya que la materia disponible en todo el país es muy reducida.

Por si fuera poco, al problema de la baja producción se le suma la baja disponibilidad de mano de obra, que se ve poco atraída a trabajar en una cosecha de aceitunas que, sin duda, durará muy poco.

Mario Bustos Carra, gerente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo (Ccecuyo), explicó que la escasez de aceitunas podría restringir la oferta de mano de obra para levantarla. “Ambos factores, baja producción y dificultades para cosechar las aceitunas, nos dejarían con un pronóstico reservado. Sin embargo, solo cuando empiece la campaña conoceremos la profundidad del problema”, agregó.

Difícil panorama para la industria aceitera

La comercialización del aceite de oliva mendocino enfrentará un año entre luces y sombras. Si bien la devaluación del peso mejoró la competitividad del sector, los costos de producción no dejan de crecer y los volúmenes de ventas de la última temporada no anticipan un buen panorama.

Según datos del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), en los primeros tres trimestres de 2013 Argentina incrementó sus volúmenes de ventas respecto al mismo período de 2012. Sin embargo, particularmente en Mendoza, los volúmenes de ventas cayeron más del 22%, al pasar de 1.636 a 1.274 toneladas.

A pesar de estos datos, Mario Bustos Carra explicó con respecto a la comercialización que “la palabra incertidumbre es la más escuchada, no sólo en la olivicultura, sino en los exportadores en general”. Además, remarcó que la suba en la cotización del dólar para la exportación es buena, pero solamente si es acompañada con medidas que pongan freno al alza de los precios de los insumos y garanticen su disponibilidad, teniendo en cuenta que hoy hay muchas trabas para importar.

“A la luz de las modificaciones que el Gobierno nacional se encuentra realizando en el manejo de la economía, el sector olivícola de Mendoza tiene la esperanza de que las medidas impacten positivamente en las economías regionales como la nuestra, buscando recuperar la competitividad para enfrentar los mercados internacionales con mejores expectativas”, declaró el empresario.

También Rodolfo Vargas Arizu, propietario de Tierras Altas, una empresa dedicada a la producción olivícola, advierte un escenario complejo en la comercialización del aceite. “La mayor parte de la cosecha se transformará en aceitunas en conserva. Es decir, que la producción de aceite va a ser muy poca. Además, el mercado internacional está muy saturado por cosechas abundantes como la española”.

Vargas Arizu, agregó que la participación de Mendoza en el mercado de exportación no solo está limitada por su volumen, sino que también es difícil competir con los precios de la competencia.

Más optimista es la opinión del empresario Hugo Avena, quien aseguró que la producción este año se ha visto un poco afectada, pero el año que viene irá retomando el ritmo, mejorando las condiciones del sector a mediano plazo.

Aceitunas de mesa con mejor panorama

El panorama para las aceitunas de mesa en la producción olivícola de la provincia es, dentro de los análisis, tal vez el menos afectado en medio de la crisis que atraviesa el sector.

Los empresarios sostienen que a la espera de una magra cosecha para este 2014, se prioricen los frutos para abastecer el mercado de aceitunas de mesa. Esto, teniendo en cuenta que las destinadas para el aceite necesitan características y cuidados especiales que no se observan en la temporada actual, caracterizada por la baja producción y la baja calidad.

Según datos del IDR, las exportaciones de aceitunas de mesa de Mendoza cayeron casi 3% en el período enero-setiembre, en comparación a igual período de 2012. El año pasado, las ventas internacionales habían alcanzando los 20 millones de kilos en los primeros tres trimestres.

En cambio, el IDR destacó en un informe que a nivel nacional “el comportamiento del mercado fue diferente y las ventas por aceitunas de mesa superaron 54 millones de kilos hasta el tercer trimestre del 2013, incrementando de esta forma un 15% los volúmenes vendidos a igual fecha de 2012″.

En valor, las ventas al exterior de aceitunas de Argentina alcanzaron un monto cercano a los 80 millones de dólares hasta el tercer trimestre de 2013. A nivel nacional, sólo se vendieron 29,3 millones de dólares, lo que representa una caída del 4% respecto al mismo período de 2012.

Incógnita sobre el precio de la cosecha

Con el actual escenario, desde los industriales aseguran que es imposible hacer una previsión sobre el precio que tendrá la aceituna en esta temporada.

Vargas Arizu se refirió al pago de la cosecha de los productores en la provincia y dijo que “es imposible conocer el valor con antelación, ya que faltan dos meses para la cosecha y solo un mago podría saber cuál será el valor del dólar dentro de 60 días”.

No obstante, agregó que se espera que los precios mejoren en relación a 2013 y superen los $ 2 por kilo para las aceitunas aceiteras y $ 2,80 para el kilogramo de aceituna destinada a la conserva.

Asimismo, Bustos Carra al referirse al mismo tema, dijo que “aún no hay precios de referencia”. En casi todas las economías regionales, lo que prevalece es la incertidumbre ante el resultado de las nuevas medidas que se están tomando en la economía de nuestro país. Además, la producción olivícola y su colocación en los mercados extranjeros dependen de la situación de los principales países productores (España, Italia, Grecia). Al no ser Argentina formador de precios, hay que esperar las pautas que dichos mercados fijen para su producción, que se estima buena para el corriente año”.

Perspectivas de mercados

Los principales mercados para el sector son Brasil y Estados Unidos. El primero de ellos absorbe casi en su totalidad las exportaciones de la producción, tanto en el marco provincial como en el escenario a nivel nacional de las cosechas olivícolas.

Sobre el posicionamiento de productos en el mercado internacional, Mario Bustos Carra señaló que las perspectivas de ventas se ajustarán básicamente a la recolección que se pueda hacer de aceitunas.

“Si bien se ha mejorado el tipo de cambio que se aplica al dólar de exportación (medida largamente reclamada y atendida creemos que tardíamente), no es menos cierto que el crecimiento de los precios de insumos y productos necesarios para la industrialización de la aceituna, tanto para aceite de oliva como para aceituna de mesa, pueda licuar o dejar atrás el nuevo precio de las divisas que se reciben por el pago de las exportaciones”.

Por esto agregó que “las perspectivas de ventas se deberán ajustar a la producción que efectivamente se puedan ingresar a los establecimientos industriales, y ver qué relación de precios tenemos con los países competidores”.

Guillermo Zaina, titular de Zaina Hermanos SRL, una empresa de Maipú dedicada al comercio exterior, coincidió con la postura del gerente de la Ccecuyo. “No debemos generarnos grandes expectativas porque en definitiva las aceitunas son un commodity y como tal el precio se corresponde con quienes producen y exportan la mayor cantidad, en este caso España”.

Por otra parte, afirmó que “en el mercado interno va a haber un aumento de ventas, por la suba del dólar y porque se descuenta que se tratará de una cosecha de calibres mayores”, es decir aceitunas más grandes y de mayor valor.

Finalmente, Zaina arremetió contra el gobierno y sostuvo que “el Estado deberá proponer y administrar los medios para ayudar urgentemente al pequeño y mediano productor de aceitunas. Este importantísimo primer eslabón de la cadena productiva no puede esperar más, ya no hay tiempo de hacer estudios y análisis y los puestos de trabajo que pueden perderse son muchísimos”.

Fuente: www.losandes.com.ar


Colheita na Argentina
Fechar Próxima Anterior

Colheita na Argentina



+ novidades

00000

Bosque Olivos | Estação Experimental de Pesquisa | Cultivo Agronatural de Oliveiras | Cachoeira do Sul / RS | (51) 99591045